Saltar al contenido
Manual Guitarra Eléctrica

JASON BECKER: Biografía y Guitarras

Jason Becker fue uno de los guitarristas de Hard Rock y Heavy Metal más grandes y virtuosos de todos los tiempos. Pero una terrible enfermedad truncó su prometedora carrera como guitarrista, aunque no su carrera como músico. Ya que compone música en la actualidad a pesar de las dificultades. Un grandísimo ejemplo de superación y esfuerzo.

Jason Becker: Biografía y Equipo

Jason Becker nació en 1969 en la ciudad de Richmond (California). A los 5 años de edad recibiría como regalo de navidad, su primera guitarra. Jason tuvo como profesores a su padre y a su tío que eran guitarristas, absorbiendo Becker rápidamente sus conocimientos.

Algunos años más tarde el alumno aplicado ya superaba a sus maestros. Jason llegaría a dedicarle a la guitarra en algunas ocasiones hasta 10 horas al día, influenciado por guitarristas como Brian May, Jimi Hendrix, o Eddie Van Halen. Aunque según ha comentado el propio Jason, siempre estuvo interesado en la música clásica.

Cacophony: Jason Becker y Marty Friedman

A los 16 años de edad conocería a Marty Friedman, con el que formó el dúo Cacophony. Lanzándose en 1987 su primer disco (Speed Metal Symphony) de estilo Speed Metal basado en música sinfónica, unido a escalas y armonías exóticas occidentalizadas. Estas últimas provenientes de Friedman mientras que las influencias clásicas provenían de Becker. Popularizando el grupo la escala japonesa Hirajoshi o escala pentatónica japonesa.

Y en 1988 editarían su segundo álbum (Go Off!) con temas más lentos y melódicos. 

Publicando Jason a finales de ese mismo año, su primer disco en solitario (Perpetual Burn). En este disco Becker hace todo un despliegue de habilidad técnica, con influencias barrocas al estilo de Yngwie Malmsteen, además de influencias armónicas orientales inculcadas por Marty Friedman. Y por supuesto cargado de Hard rock y Heavy metal. Considerado por muchos, como uno de los mejores álbumes de Metal Neo-Clásico de todos los tiempos.

Primeros Síntomas de su Enfermedad

Una noche de 1989, y con tan solo 19 años de edad, Jason despierta en la cama con un intenso tirón en su pierna izquierda que no remitiría en toda la noche.

Al día siguiente sentiría la pantorrilla izquierda muy floja y cansada. Momento en el que aparecerían los primeros síntomas de la enfermedad, aunque en aquel instante Jason no le dio demasiada importancia, pensando que con el tiempo mejoraría. 

En 1989 el grupo «Cacophony» se disolvería, pasando Jason Becker a las filas de la banda de David Lee Roth en sustitución de nada más y nada menos que de Steve Vai.

Jason Becker es Diagnosticado de ELA

La carrera de Jason Becker era más que prometedora, pero una semana después de formar parte de la Banda de David Lee Roth, Jason decide ir al médico para averiguar qué demonios estaba pasando con su pierna.

Tras someterse a varias pruebas, según comentaría él mismo, se le acercaron dos médicos con cara de preocupación, y le comentaron que aunque no estaban totalmente seguros, lo más probable es que padeciera ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). La misma enfermedad que padecía el desaparecido Stephen Hawking. Una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular que provoca una parálisis muscular progresiva de pronóstico mortal en sus etapas avanzadas. Aunque Stephen Hawking llegó a vivir hasta los 76 años de edad.

Según comentó Jason, aquello que le habían comentado sus médicos le entró por un oído, y le salió por el otro. La posibilidad de morir en aquellos instantes no podía formar parte de su realidad, ya que estaba empezando a convertirse en una figura como guitarrista, si no lo era ya tras obtener el puesto que antes disfrutaba un virtuoso como Steve Vai.

La Gran Ayuda de su Padre

Jason empezó a aprenderse todas las canciones de la banda de David, pero en los próximos meses empeoraría de su enfermedad, y su padre tuvo que desplazarse a la ciudad de Los Angeles para vivir con él. 

En 1990 comenzaría la edición del único disco de estudio que grabó con esta banda, mientras seguía un fuerte tratamiento.

A medida que las semanas iban pasando Jason necesitaba montar en su guitarra cuerdas más finas, y bajar la altura de las mismas. Cosa que detestaba, pero se veía obligado a hacer, debido a que la fuerza de sus dedos ya no era la acostumbrada.

A duras penas, al final consiguió terminar de grabar el álbum, a pesar de las dificultades y de los dolores, con la esperanza de mejorar. Pero Jason evidentemente no pudo salir en el tour de promoción del álbum, abandonando la banda tras la grabación del disco.

Posteriormente Jason se ayudaría de un teclado y los editores de audio, para componer y poder plasmar así sus ideas.

Pero la enfermedad siguió avanzando, no solo quitándole lo que más amaba, y en lo que había dedicado su vida. A tocar la guitarra. Si no que continuó atrofiando su cuerpo hasta el punto de no poder moverse, y a duras penas poder comunicarse. El virtuoso guitarrista que podía tocar mientras jugaba con un yoyo, solamente podía mover sus ojos y algunos músculos de su rostro.

Aun así consigue publicar en 1996 el álbum «Perspective».

Al año siguiente, en 1997, Jason empieza a tener muchas dificultades para poder respirar. En consecuencia, tuvo que someterse a una traqueostomía. Impidiéndole esta intervención, articular la más mínima palabra, ya que debía de permanecer continuamente conectado a un tanque de oxígeno.

Aunque pasó por momentos muy difíciles tras la traqueostomía, su tenacidad le impulsaría a seguir adelante. 

Jason Becker Puede Seguir Componiendo, Gracias a su Padre

Jason Becker con su padre Gary

Su padre Gary inventó un ingenioso método para comunicarse con su hijo. Consistente en una lámina con unos cuadros y letras, que Jason utiliza moviendo sus ojos para formar palabras, que después su padre Gary interpreta.

Debido a este método inventado por su padre, Jason Becker lograría lo que en su condición parecería imposible: componer música. 

Jason se inspira para componer, mirando continuamente el mástil de su guitarra colgada en la pared. Así imagina las notas que después le trasmite a su padre, y que son interpretadas por su amigo y virtuoso guitarrista Michael Lee Firkins.

Lanzando Jason en 1999 el álbum «The Raspberry Jams», y en 2003 el álbum «The Blackberry Jams» con grabaciones privadas hechas por Jason Becker, entre 1987 y 1988.

En 2008 publica el álbum «Collection». Y en 2018 se publica el que es hasta el momento su último álbum (Triumphant Hearts) en el que han participado grandes maestros de la guitarra como ​Marty Friedman, Joe Satriani, Richie Kotzen, Steve Morse, Paul Gilbert, o Steve Vai entre otros.

Jason Becker: Guitarras y Amplificadores

Entre las marcas de guitarras que usó Jason Becker está:

 – Carvin DC200

 – Carvin JB200

 – Peavey Numerada

 – Hurricane Moridira LTD.2

Entre sus pastillas de guitarra favoritas, está la DiMarzio PAF Pro-Custom para posición mástil, la DiMarzio DP116 HS-2 en posición centro, y la DiMarzio Tone Zone Custom en posición puente.

También tuvo una especial predilección por la Seymour Duncan SH-2 Jazz para posición mástil, la Seymour Duncan Vintage Hot Stack en posición central, y la Seymour Duncan Perpetual Burn en posición puente.

Las cuerdas que usó en su última etapa, fueron las Sit calibre 8 – 46. Y las púas que usaba eran las Dunlop Delrin 500 de 1.5mm.

Entre los amplificadores que usó está el Marshall JCM800 2203 Vintage 100W, y el Peavey Studio Pro 40.

Y para añadir aún más pegada a sus amplificadores, usó el Boss SD-1 Super Overdrive.

Los retos y dificultades que desgraciadamente ha tenido que afrontar Jason Becker son totalmente extremos. Pero aun así, Jason opina que le quedan muchas cosas por hacer. Obligando a su enfermedad a verle día a día seguir creando arte de gran complejidad y calidad, a pesar del esfuerzo que esto le conlleva. No consiguiendo la enfermedad arrebatarle su pasión por la música.

Ver Todas las Biografías

Configuración